logonegro

Las tibias medidas de la Liga MX ante la violencia en el estadio La Corregidora

La Liga MX se encontró ante uno de los más repudiables momentos en la historia del futbol, luego de que en el estadio La Corregidora hubo una pinche masacre que las autoridades han minimizado, incluidas las del Futbol Mexicano encabezadas por Mikel Arriola.

A ver, primero hagamos un pequeño resumen: Querétaro vs Atlas jugando la Jornada 9, se arma la rebambaramba en las gradas, porque la barra brava de Gallos rodeó a la de los Zorros, y pum, invasión de cancha, violencia, gente sangrando, cuerpos tirados.

Pero ante todo eso, las autoridades del estadio no hicieron pinches nada, en realidad el operativo fue medio improvisado y la Liga MX solo anunció que las barras bravas no pueden entrar a los estadios de visitantes, y vetaron al estadio.

Según Mikel Arriola, el martes se juntarán los dueños para decidir si el Club Gallos será desafiliado o no, pero hasta este momento, las repercusiones legales siguen siendo un misterio, ya que no hay un solo detenido después de la masacre.

Además de que la información ha sido muy escueta por parte de las autoridades, pues aseguran que no ha habido muertos, aún cuando hay testimonios y videos que desmienten esta situación; por alguna razón se quieren vendar los ojos.

Se necesitan encontrar responsables y si una de las soluciones es que nunca más vuelva el futbol a Querétaro se debe considerar, pero no debe ser la única, a los implicados se les debe hallar y se les debe cargar el peso de la ley.

La liga entró en un pequeño parón, pues no se jugó el resto de la J9, pero se piensa reanudar este viernes cuando Necaxa reciba al mismo Querétaro, y luego, entonces sí, tomar medidas. Una falta de consciencia brutal la que están denotando los dirigentes.

Vergüenza de futbol, vergüenza de salvajes que se hacen pasar por aficionados y atentan contra el espectáculo, pero, sobre todo, vergüenza de directivos de la Liga MX.