logonegro

Lo que aprendimos del fin de semana deportivo

El fin de semana deportivo estuvo poco intenso, pero no por eso menos emocionante, pues si bien no hubo tantos eventos, la realidad es que la Final por el Campeón de Campeones de la Liga MX se puso chingona, además de que la Selección Mexicana Sub-20 sigue dándole goleadas a sus rivales en el Premundial.

Campeón de Campeones

Lo impensable antes de la Pandemia sucedió: el mundo pudo tener fácilmente su apocalipsis, porque Cruz Azul y Atlas se enfrentaron en una pinche Final, para demostrar quién era el más chingón de la Liga MX, después de que ambos rompieron unas malarias estruendosas. Más los Rojinegros.

El partido estuvo sabroso, sinceramente, en el nivel que se podía esperar, después de que ambos conjuntos recién vienen de la pretemporada y que no traen ese ritmo de una Final de torneo regular; y aún así dieron buen espectáculo.

Los Zorros comenzaron ganando el juego, Cruz Azul le dio la vuelta con un 2-1 al marcador y a lo Atlas, el partido se empató cuando ya se iba a terminar el agregado. Y se pensaba: “ya volvieron las Cruzazuleadas”, pero no, caray, los Celestes se impusieron en los penales, para llevarse el Campeón de Campeones.

Selección Mexicana Sub-20

Otra vez la Selección Mexicana Sub-20 volvió a dar paliza en el torneo Premundial, que además otorga dos boletos para los Juegos Olímpicos de París 2024, a los equipos que lleguen a la Final de esta competición de la Concacaf. La victima ahora fueron los puertorriqueños.

El Tri le puso un pinche baile a los Boricuas, que ni las manitas pudieron meter, pues México les clavó, nada más, 6 goles. Y decimos que solo esos, porque pudieron meter más, pero bajaron el acelerador para que la humillación no fuera tan brutal.

Esta Selección de Lucho Pérez, el ex de Rayados, sí juega chingón; y la neta no estaría mal que sean estos morritos los que saquen las papas del fuego en el Mundial, porque no nos cansaremos de decir que la mayor, del Tata Martino, juega a nada. Pero estos chavitos sí están representando los colores y van que vuelan para llevarse el torneo.

Así entonces terminó este fin de semana deportivo, que nos dejó con buen sabor de boca; la siguiente semana inicia el torneo de la Liga MX y seguro será una pinche locura, porque varios equipos sí se armaron hasta los dientes.