logonegro

Lo que aprendimos del fin de semana deportivo

Todo lo bueno termina, y lo mismo pasa con las competencias deportivas que se van acabando con el cierre de año, como la espectacular Fórmula 1 o la poderosísima Liga MX, que ya tienen nuevo Campeón, por eso, aquí les contamos lo que aprendimos del fin de semana deportivo.

Liga MX

Nuestro futbol puede sonreír, pues después de 71 años, el Atlas por fin se volvió a coronar en el máximo circuito, y lo hizo con categoría, pero muy al estilo de los Rojinegros, que la hizo bien pinche cardíaca, al vencer a León por la vía de los penales.

Y podríamos decir que sí, hubo un chingo de polémicas arbitrales en la Liguilla a favor de los Zorros, pero wey, a excepción del León y las Chivas, la neta es que la victoria de los de la Academia pone feliz a todos, pues después de tanto ser bulleados, por fin lo lograron.

Entonces, diremos que de la Liga MX aprendimos que el que persevera alcanza, y que las dos maldiciones, sin título, más largas, se han roto, pues Cruz Azul ya fue Campeón, y sí, el ‘Aclas’ también ya lo logró.

La Liga

Del futbol español nos llevamos unas grandes lecciones, por ejemplo, que el pedo no era Koeman, de hecho, tenía razón, el Barcelona juega como puede, con lo que tiene; y Xavi no es un genio de la lámpara que cumpla los deseos de victoria catalanes, de hecho, ya está diciendo: “en qué pedo me vine a meter”, pues no le ganan ni al Osasuna y hasta de Champions los sacaron.

El que sigue inmaculado y poderoso es el Madrid, que ante el rival vecino, en el derby de Madrid se impuso con categoría al Atleti, que no puede seguir con el ‘Cholismo’, pues aunque tiene un equipazo, no carbura chingón, y los Merengues se los comieron fácil. La lección es: LaLiga de España se perfila para tener un nuevo Campeón, que se viste de blanco.

NFL

Si bien la NFL no termina tal cual con el año natural, es en esta época donde ya se pone muy chingón y se van definiendo los equipos que van a Play-offs, y sin duda disfrutamos mucho de lo que nos dejó esta Semana 14, y las lecciones fueron épicas.

Primero, aprendimos que Brady sigue siendo un pinche monstruo, pase lo que pase, juegue contra quien juegue, el tipo se agiganta y va que vuela por otro Bowl; caso contrario a Josh Allen, que es un gran quarterback, y aunque merece un mejor equipo, aún parece estar tiernito, pues ni contra Mac Jones, ni contra The Goat, pudo sacar a sus muchachos a flote. Ahí se ve la madera.

Una semana más en la que nos damos cuenta de que Big Ben ya debe estar en el asilo, por su bien, y por la historia que tiene con Steelers, no debe arrastrar su prestigio de esa forma, le urge un cambio a los controles de los de Pittsburgh.

Sobre los Packers reafirmamos una cosa: “Aaron Rodgers es el dueño de los Bears”, pues una vez más los hizo añicos, aunque su defensiva la andaba calabaceando, el mariscal de campo de Green Bay demostró la categoría que tiene, y pone miedo a quien los enfrente en postemporada.

De los Cowboys aprendimos que van a ganar su división sin ningún pedo, pero nos va a encantar ver cómo llegan a la postemporada, pues durante la campaña tuvieron pedos en los duelos cruciales, así que nos gustará ver cómo hacen patente su juego y si les alcanza ahora sí.

La ‘Chiefmanía’ está más viva que nunca, pues Patrick Mahomes y sus muchachos recuperan la memoria, y el buen juego que los llevó hasta el Super Bowl pasado, y la lección es que serán un equipo durísimo en el camino por el Súper Tazón, pues vuelven a ser los más serios candidatos a ganar la Americana.

Fórmula 1

Se fue la campaña al carajo, y también en el lado del automovilismo tenemos Campeón, pues Max Verstappen conquistó el Gran Premio de Abu Dhabi, y con ello el Campeonato de Pilotos, pero mucho de ello se lo debe a Checo Pérez, que hizo un carrerón.

El mexicano le hizo la vida imposible a Hamilton durante el tiempo en el que estuvo dentro de la carrera, pues llevó a su máquina al límite y no terminó la carrera, pero aprendimos que Sergio es el mejor pinche coequipero de la existencia, pues sin él, Red Bull no estaría celebrando el campeonato de Max.

Sin duda este fin de semana nos dejó harto deporte sabrosón, y mucho para el recuento del 2021 que está a un chasquido de terminar, así que la mayor lección es que amamos el pinche deporte.

Te recomenamos leer La F1 al fin volverá a ser emocionante