logonegro

Los tres técnicos de la Liga MX que están en la guillotina

Están a punto de rodar las cabezas en la Liga MX, pues tres técnicos de plano no se rifaron en este Clausura 2022, y tienen los minutos contados, como Caixinha, que fue destituido tras el papelón que hizo con Santos en Concachampions.

Santiago Solari

El América se pavoneó al anunciar a Santiago Solari, y tres Doritos después ya están por tocarle Las Golondrinas, pues las Águilas no juegan a pinches nada, y los jugadores le hacen más caso al auxiliar técnico que al entrenador argentino.

Solari y sus muchachos tendrán una prueba de fuego en el Clásico Capitalino, pues Pumas viene jugando sólido, y la directiva de Coapa ya se la cantó al rosarino, si no ganan contra los Auriazules le llega ALV.

Javier “Vasco” Aguirre

La posición con Javier Aguirre quizás no está tan culey, pues si bien tiene un chingo de presión, que vienen arrastrando desde que la calabacearon en el mundial de clubes, el Vasco por alguna razón sigue teniendo crédito con la directiva, porque con la afición se le acabó.

El fin de semana tendrán un duelo importante en casa, contra Atlético de San Luis, pues si lo gana para podría reconectar con la hinchada, pero si pierde o empata, ahí sí que empezarán los pedos, y gachos, para Aguirre.

Marcelo Michel Leaño

De los tres, Marcelo es el que, por alguna extraña razón, está mejor afianzado, pues es el compísima de Amaury Vergara, que juntos han llevado a Chivas a armar un cagadero, incluso hasta relegando a Peláez de su cargo como director deportivo.

Pero la realidad es que los Chivahermanos ya tienen años esperando y pidiendo a gritas por, ya no digamos títulos, sino un equipo que juegue a algo, pues ni con Leaño han encontrado el buen futbol, pero enfrente tendrán al líder Puebla, ya se pensarán si Leaño sigue siendo el ideal.

En fin, ya veremos quién será el próximo DT que ya no quepa en su equipo y se quede una vez más como alguien que no trascendió en el futbol mexicano, verdad Solari, pues eres tú el que la tiene más pelada, pues ya ni tus jugadores te quieren en el banquillo.